Hamburguesas de pescado

La receta de hoy es muy fácil, pero estaba tan buena que tenía que compartirla. Es una adaptación de una receta de la página web de un supermercado, al que no quiero hacer publicidad gratuita, al menos de momento.

Hamburguesas de pescado

Ingredientes (2 p)

  • 300 gr merluza, deshecha y sin espinas
  • 1 huevo mediano
  • 30 gr pan rallado
  • 1 puerro
  • Nuez moscada, sal y pimienta

Preparación

Cortar el puerro en juliana pequeña, y saltear con un poco de aceite de oliva en una sartén. Hacerlo a fuego bajo para que se haga blandito.

En un bol, batir el huevo e incorporar la merluza, mezclando bien. Salpimentar, y añadir un poquito de nuez moscada. Una vez esté todo bien incorporado, añadir el puerro, e ir añadiendo el pan rallado hasta que la masa tenga una buena textura para formar unas bolas (que serán nuestras hamburguesas). No hagáis las hamburguesas demasiado gordas, o no se harán bien por dentro. La idea es que sea prácticamente vuelta y vuelta en la sartén.

Calentar unas gotas de aceite en la sartén, e incorporar las hamburguesas. Dejar un minuto para que se hagan un poco, darles la vuelta y hacerlas por las dos partes.

¡Comer inmediatamente!
Como no teníamos bollos de hamburguesa, hicimos una deliciosa berenjena que nos había sobrado de otra receta en tempura para acompañar. Creo que nos cargamos un poco lo sana que es esta hamburguesa con la tempura, jajaja.
Con un poco de salsa de soja ¡deliciosa!

Hoy no hay foto porque nos comimos la hamburguesa tan rápido que no fue posible 😉

Bon appetit!

Qué risa: los peligros de Pinterest y el bonitismo

El otro día buscando recetas nuevas para el reto me topé con este post de El comidista:

http://blogs.elpais.com/el-comidista/2013/01/mejores-catastrofes-culinarias-de-pinterest.html

Todavía se me saltan las lágrimas de la risa. ¡El mono, por dios, el mono!

Y yo que quería hacer los cupcakes triky para el próximo cumple de los sobris… ni de coña, vamos. O bueno, podría intentarlo y enviar mis fotos a la pinstrosity esta o como se llame, jajajajaja.

En fin, todo este rollo para decir que el blog de El comidista es altamente recomendable 🙂

Receta 3: Brochetas de gambas picantes y verdura

Visto que el peso de las Navidades no se ha ido por sí solo, seguimos con nuestra particular operación bikini en febrero. Ya se sabe, hay que empezar con tiempo para que no se nos quede la piel colgandera, o al menos eso dice mi monitora de Pilates.

Como en nuestro dulce hogar las verduras así solitas no triunfan (o acaban en un baño mortal de mayonesa), estoy experimentando con nuevas recetas ligeras, pero que tengan algo de gracia. Estas brochetas son un buen ejemplo, el marinado les da un saborcito especial, y acompañadas de esta salsa ya están que te mueres. Y las gambas son muy sanas, todo agua y proteínas.

DSC03508

Sigue leyendo

Salsa de chili dulce y picante

Esta receta no entra dentro del reto (sería un poco de trampa) ya que acompaña a las brochetas de gambas. Cuando la hice añadí tabasco (locaaaaa) y en la receta original también le ponían cayena triturada. Menos mal que fui prudente, porque PICA MUCHO jajajajajaja. Menos mal que a mi pinche le gusta el picante 🙂 La receta ya la he adaptado a nuestro gusto, que es más europeo.

Está divertida, fue la primera vez que añadía maicena a una salsa y veía su magia. Ahora ya sé cómo se debería hacer la salsa agridulce del chino (si no fuera porque la compran toda en cantidades industriales claro). Esta salsa aguanta varias semanas en la nevera, siempre que esté en un tarro o tupper.

Sigue leyendo

Albóndigas al curry

Esta receta, que ya está entre mis favoritas del menú semanal, la he sacado del fantástico libro 22 minutos, del canal Cocina. A ver, yo todavía no he conseguido hacerlo todo en 22 minutos, pero oye, con hacerlo en 40 sigue valiéndome, y ya iré mejorando mi técnica.

Está rebueno con arroz para acompañar, y con cuscús especiado ya ni te cuento como debe estar (nota mental para el próximo día que la haga).

Sigue leyendo

Receta 2: Magdalenas con arándanos

Sí señores, como soy muy hacendosa, y me gusta llevar los deberes al día, en una semana me he pulido el reto de enero con dos recetas nuevas. Estoy que me salgo 🙂

En este caso, como no todo en la vida puede ser taaaan sanísimo, es una receta de magdalenas (me niego a llamarlas muffins, porque no lo son, digan lo que digan los americanos, esta receta en particular NO es de muffins) muy rica. Para sentirme mejor, las hice con harina integral, jejeje. Para sentirme todavía mejor, la próxima vez las haré con aceite de oliva, en lugar de mantequilla, aunque esta vez tenía justo esa cantidad en la nevera y la quería gastar.

DSC03506

 

Sigue leyendo

Receta 1: Sopa de zanahoria con tahini

Aunque parece que vaya tarde, no es así (noooo). Es decir, sí que voy tarde en postear, pero no en cocinar, que al fin y al cabo es lo importante.

La primera receta del reto es una sopa vegetariana, la mar de rica, y muy buena para superar los excesos de las Navidades. La receta es adaptada de smitten kitchen.

DSC03497

Los garbanzos están escondidos, pero eso casi es mejor, como una deliciosa sorpresa 😉

La receta cunde mucho, pero la sopa al día siguiente también está buenísima. No he probado a congelarla todavía, tal vez la próxima vez.

Sopa de zanahoria con tahini y garbanzos

Sigue leyendo

El inicio de una nueva era

Con el año nuevo, llegan los nuevos propósitos. En mi caso, como buena fanática de las listas, todos los años llegan con un pulcro listado de 15 o 20 propósitos bajo el brazo, primorosamente escritos. Muchos de ellos no sobreviven ni a la primavera, ya que el amigo Lennon, a quien le he robado la acertada frase de la cabecera del blog, tiene mucha razón. Y la vida sigue su curso, hasta que se aproxima la nochevieja y el gusanillo empieza a picar.

Pero este año es diferente, este año he decidido hacer públicos mis progresos, a ver si un poco de vergüenza hace que me lance a cumplirlos. Y además, este año, en un extraño ataque de realidad, sólo me he hecho UN propósito: voy a aprender a cocinar una receta nueva cada 15 días. Parece razonable, pero ya veremos si llego. Es decir, durante el año aprenderé (y perfeccionaré) unas 26 recetas nuevas para mí. Y con un poco de suerte, les haré alguna fotillo para publicar aquí. Puede que hasta las edite (!)

Ojo, que he dicho que voy a aprender a cocinar una receta, no a inventarme una receta. No aspiro a ser chef, sólo a tener soltura con mis cuatro cacharros básicos de cocina. En mi casa no hay “gadgets”, hay cacharros. Por tanto, las recetas que seleccione deben cumplir dos requisitos:

  1. No necesitar extraños artilugios culinarios que no caben en mi pisito, y que nunca más volveré a gastar. Porque en realidad casi nadie necesita un soplete de cocina.
  2. No necesitar extraños ingredientes, por lo mismo.

Amigos (invisibles o reales), deseadme suerte. La voy a necesitar, para que esta vez la vida no acabe con mis planes.