Receta 6: Tarta de mousse de natillas y galleta maría

¡Felicidades mamá! Esta receta va dedicada a mi madre, la mejor mamá del mundo 🙂 Hice esta tarta para su cumpleaños, ya que este año era una cifra muy especial 😉 Aunque luego te gustara más mi brownie, no te guardo rencor, jejejeje.

Esta receta ha salido de uno de mis blogs preferidos, Aubrey and me, que escribe una chica muy apañada. Entre sus múltiples talentos está el hacer recetas muy ricas, con un diseño gráfico de los posts espectacular (más me gustaría a mí saber hacer esto, y tener el tiempo, que me consta que hay que dedicarle mucho curro).

Es una receta sencilla, aunque como hay que dejar cuajar entre paso y paso hay que ir preparándola con antelación (un par de días antes).

???????????????????????????????

Tarta de mousse de natillas y galletas maría

Ingredientes

  • 14 galletas digestive
  • 70 gr mantequilla
  • 3 natillas
  • 8 hojas gelatina neutra
  • 1/2 vaso leche entera
  • 2 cucharadas azúcar glass
  • 1 c/c extracto de vainilla
  • 1/2 litro nata montar
  • Mini galletas maría (Mercadona)

Preparación

Base de galleta:

Triturar todas las galletas digestive hasta que sean migas (no haya trozos muy grandes). Yo lo hago metiéndolas dentro de una bolsa de congelar y dándoles un viaje con el rodillo de amasar, pero supongo que habrá métodos más finos. Eso sí, este es antiestrés total 🙂

Derretir la mantequilla (yo lo hago con unos segundos al microondas) y mezclar con las galletas. Repartir la pasta en el fondo de un molde desmoldable. Si queréis, le podéis dar un golpe de horno para que quede más firme, o meterlo en el congelador unos minutos.

Mousse:

Montar la nata con el azúcar con las varillas. Reservar.

Poner a remojo 7 de las hojas de gelatina. Batir 2 de las natillas. Mientras, poner un poco de leche a calentar en un cazo (no hace falta que hierva). Añadir la gelatina bien escurrida, y remover hasta que se haya disuelto. Añadir a las natillas batidas, y dejar que enfríe (como siempre, puedes forzarlo metiendo la mezcla en el congelador unos minutos. No es muy ecológico, pero para días con prisa funciona).

Una vez frío, añadir a la nata montada con movimientos envolventes, ayudándonos de una espátula. Verterlo sobre la base de galletas y… ¡a la nevera! : mínimo 6  horas (hasta que cuaje bien, o la cobertura se hundirá y os quedará una tarta horrorosa. Lo digo por experiencia).

Cobertura:

Poner a remojo la hoja de gelatina que queda, y batir las natillas. En el resto de la leche, disolver la gelatina, y añadir a las natillas (como hiciste antes). Yo añadí en este paso la canela para que estuviera mezclada, no espolvoreada, pero en retrospectiva creo que hubiera quedado mejor como decoración al final.

Verter la mezcla sobre la tarta y dejar enfriar mínimo un día más en la nevera.

Para servir, desmoldar la tarta. Si queréis que os queden bordes más igualitos, coged un cuchillo, mojadlo en agua, y pasarlo por entre la tarta y el borde del molde. Así saldrá mejor.

Decorar con canela y mini galletas maría justo antes de comer. No pongáis las galletas antes, o se os harán blandas (a no ser que las queráis blandas).

Bon appetit!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s